Movimiento Antorchista Nacional
La organización de los pobres de México

Lo que se dice y dijo del elefante
Por Gabriel Hernández García • 27 Marzo 2018
Dirigente antorchista en el estado de Oaxaca

Podría haber sido poderoso, imponente, majestuoso; pero no lo era y es que, su aspecto era famélico, débil, de piel rugosa y sus costillas denotaban, a leguas, que no comía o comía poco; seguramente también tendría sed y, tanto la falta de alimentos como de bebida, daban, al pobre elefante, un aspecto cadavérico, miserable y lastimoso.

Los demás animales de la selva lo miraban con una especie de lástima y respeto haciéndose conjeturas sobre cómo o por qué había llegado a tal estado.

Recordaban su imponente e imparable paso por la selva, tronchando ramas, aplastando arbustos, haciendo vibrar la tierra con su peso y, su señorial grito que paralizaba a cualquier animal de la jungla e incluso hacerlos huir despavoridos. Pero eso había sido antes, ahora ahí estaba y andaba, en esa lamentable situación y cada uno de los animales que veía y con los que convivía explicaba su tesis de por qué había llegado a dicha situación.

El rinoceronte decía:

- Es porque es flojo, no quiere caminar, no busca pastos, ni hojas para comer.

El hipopótamo exclamaba:

- Está sucio y feo porque no se baña, como yo.

La alta y gorda jirafa, decía:

- Está flaco porque no sabe buscar alimentos donde hay, es un ignorante.

Las cebras comentaban:

- Pobre, tan fuerte, grande y mira que lástima da.

Las hienas se atrevían a decir:

- Está flaco porque tiene pulgas y garrapatas.

Y así, todos los demás animales explicaban la flaqueza del elefante.

Todos explicaban la pobreza del elefante según su imaginación y criterio.

Pero, de lo que no se daban cuenta era que, la gorda jirafa, el obeso hipopótamo y, el inescrupuloso rinoceronte, así como otros herbívoros de esa selva se habían apropiado de la inmensa mayoría de los recursos del bosque y que, si bien ellos estaban gordos,  era precisamente porque habían usado y comido todo lo que el elefante necesitaba y al pobre elefante solo le habían dejado unos cuantos arbustos casi secos, algunas charcas malolientes y todo lo demás lo habían aprovechado ellos, condenando al elefante a ser un miserable en su propia tierra.

Y por las noches, cuando las manadas de animales se juntaban para pasar la noche los comentarios eran:

- ¡Se lo merece por flojo!

- ¡Su Dios lo ha castigado!

Otros decían:

- ¡Eso y más merece por ignorante, sucio y por haber nacido elefante!

Y había quien sostenía que.

- Ese es su destino; ser elefante y morirse de hambre.

Pero los animales tienen miedo y no quieren que ocurra.

 

Que un día el elefante despierte y vuelva a ser el poderoso gigante que es, y ponga en su lugar a todos abusivos animales de la selva.





(42) Artículos Anteriores de Gabriel Hernández García

 

Un fantasma recorre Puebla Gabriel Hernández García 09 Marzo '2018
El arma del pueblo organizado: La lucha Gabriel Hernández García 26 Febrero '2018
Timoteo Tochtli Gabriel Hernández García 09 Febrero '2018
Argumentos para conocer a nuestros enemigos Gabriel Hernández García 30 Enero '2018
Antorcha y el deporte por la superación de un hombre nuevo. Gabriel Hernández García 22 Enero '2018
Padres incultos, hijos lo mismo Gabriel Hernández García 09 Enero '2018
Monologando con “Santa” Gabriel Hernández García 24 Diciembre '2017
El Mosco Gabriel Hernández García 28 Julio '2017
Sólo en legítima defensa Gabriel Hernández García 12 Julio '2017
Los retablos de los milagros Gabriel Hernández García 02 Julio '2017
La calumnia como método Gabriel Hernández García 23 Junio '2017
Me engañas, MORENA Gabriel Hernández García 05 Junio '2017
La democracia es el dinero Gabriel Hernández García 22 Mayo '2017
Otra vez Tlaxiaco Gabriel Hernández García 05 Mayo '2017
No nos hace ninguna mella Gabriel Hernández García 24 Abril '2017
Sobre Tlaxiaco y su presidente Gabriel Hernández García 17 Abril '2017
¿Cómo está eso de que la crisis está en la mente? Gabriel Hernández García 03 Abril '2017
La lección de TAMSA Gabriel Hernández García 29 Marzo '2017
Antidemocracia y abuso, disfrazados de usos y costumbres Gabriel Hernández García 28 Octubre '2016
¿Entonces qué les pasa? Gabriel Hernández García 19 Octubre '2016
Y… ¿todo para qué? Gabriel Hernández García 05 Octubre '2016
Para salir del infierno en el que estamos Gabriel Hernández García 13 Septiembre '2016
“Otra raya más al tigre” Gabriel Hernández García 05 Septiembre '2016
En Morelos todos se equivocan, menos el Gobernador Gabriel Hernández García 20 Agosto '2016
Ni vergüenza ni desgracia, solo la realidad Gabriel Hernández García 12 Agosto '2016
Sobre el problema magisterial en Oaxaca Gabriel Hernández García 30 Junio '2016
A manera de respuesta a Raúl NATHÁN PÉREZ Gabriel Hernández García 20 Mayo '2016
“Chapucerías” Gabriel Hernández García 26 Enero '2016
Nada nuevo pero si notable Gabriel Hernández García 19 Octubre '2015
A los estudiantes universitarios Gabriel Hernández García 12 Octubre '2015
Difícil de creer Gabriel Hernández García 14 Septiembre '2015
Los antorchistas sólo queremos progreso y bienestar Gabriel Hernández García 04 Septiembre '2015
Nuevamente “el parto de los montes”… Gabriel Hernández García 17 Agosto '2015
Muertos de hambre Gabriel Hernández García 05 Noviembre '2014
“La muerte tiene permiso” Gabriel Hernández García 13 Julio '2014
¿Hasta cuando se tolerará la impunidad? Gabriel Hernández García 02 Mayo '2014
Mal y de malas para todos Gabriel Hernández García 14 Abril '2014
Marionetas modernas Gabriel Hernández García 17 Febrero '2014
Los “poseedores” de estrellas Gabriel Hernández García 16 Enero '2014
Como bestias humanas Gabriel Hernández García 02 Enero '2014
¡Qué lástima! Gabriel Hernández García 11 Noviembre '2013
¿A dónde vamos? Gabriel Hernández García 11 Noviembre '2013